NO SUELE SUCEDER A MENUDO, PERO CUANDO TE PASA, ES BASTANTE FASTIDICIOSO

A quien no le ha ocurrido alguna vez, cuando después de terminar una competición y te dispones a desenchufar los tramos de tu caña, y sorpresa, dos de esos tramos se han quedado sellados, no se despegan, y por más que aprietas, no giran. Esta situación es bastante complicada, ya que lo más normal es que no puedas guardar los tramos en su funda, y lo peor, que tampoco puedas transportarlos en el interior de tu vehículo por las medidas que alcanzan los dos tramos juntos.

En varias ocasiones me ha sucedido esto, y después de aplicar calor y frio, hacer vibrar la caña desde los dos extremos etc… Nada me sirvió para despagarlos. Son varios los tramos que he tenido que cortar porque no había manera de que se soltaran.

En una ocasión en la que me ocurrió, tuve que transportar los tramos sellado en la baca de mi coche, y cual fue mi sorpresa al llegar a casa, los tramos se habían despegado.

El método es bien sencillo:

1º En uno de los laterales de la baca, colocar los tramos pegados con cinta adhesiva en los dos extremos y fijarla bien fuerte para que nos se suelte, y dejando en el centro los enchufes.

2º No colocar tapones en los extremos de los tubos, para facilitar así el paso del aire por el interior de los mismos.

3º No transportar los tubos en un día con mucho viento, puesto que si te sopla lateralmente, puedes partir los tramos.

4º Iniciar la prueba en un viaje de aproximadamente 30 minutos, a continuación probar a ver si los tramos se despegaron, si no fue así, volver a repetir la operación.

 

ESQUEMA PARA COLOCAR LOS TRAMOS EN LA BACA DEL VEHÍCULO